¿Cómo se diagnostica el cáncer de mama?

El diagnóstico del cáncer de mama es complejo e involucra muchas pruebas diagnósticas. La valoración de las mismas es bastante complicada, así que no entraremos a detalle en los resultados…

El diagnóstico del cáncer de mama es complejo e involucra muchas pruebas diagnósticas. La valoración de las mismas es bastante complicada, así que no entraremos a detalle en los resultados y la interpretación de los mismos.

 

Para poder tratar un cáncer de mama se debe de identificar si la lesión es maligna o benigna, qué tipo de cáncer es, si es mediado por hormonas o no y muchas otras cosas más que determinarán el tratamiento correcto que se debe de dar en cada caso. Es por esto que el diagnóstico cuenta con muchas pruebas y es multidisciplinario.

 

A continuación enlistaremos varias pruebas que se utilizan para este propósito, sin embargo eso no significa que se deba de realizar cada una de ellas para descartar la enfermedad ni tampoco significa que sea necesario aplicar todas. Para poder escoger las que ayudarán al médico, él mismo debe de valorar la edad de la paciente, antecedentes, comorbilidades, signos, síntomas y el tipo de cáncer del que se sospecha.

 

Las pruebas de imagenología pretenden visualizar lesiones que no son palpables o que no se detectan a simple vista.

 

El ultrasonido mamario puede ser utilizado en mujeres embarazadas o con un tejido mamario muy denso. Valora lesiones profundas o que son difíciles de encontrar.

 

La Resonancia Magnética Nuclear o RMI puede ser utilizado en mujeres con riesgo muy alto de padecer la enfermedad, si desea consultar más información acerca de los riesgos del cáncer de mama consulte en nuestro blog la entrada “Signos y síntomas del cáncer de mama”.

 

La mastografía es una prueba que consiste en tomar radiografías de la mama para poder estudiar la estructura y detectar anormalidades. Es muy importante que sea realizada en un lugar de confianza ya que la técnica impacta en la interpretación, la cual debe de ser realizada por un especialista en el tema.

Los resultados de la mastografía se presentan en una escala del 0 al 6 que se llama BI-RADS, que quiere decir Breast Imaging Reporting and Data System. Dichas categorías las explicaremos brevemente en una tabla con el propósito de que el lector pueda comprender cuando se le habla de esta escala. De ninguna manera pretendemos incitar el autodiagnóstico ni la auto interpretación con esta información.

 

Categoría Definición
0 Se necesitan otros estudios de imagen o la comparación de mastografías previas para complementar el diagnóstico.
1 No se encontraron anomalías.
2 Hallazgo benigno. Se puede considerar también como un resultado negativo, las calcificaciones pertenecen a esta clasificación.
3 Hallazgo posiblemente benigno. Son aquellos que tienen una probabilidad alta de ser benignos, sin embargo se necesita un seguimiento a corto plazo para valorar su evolución y tomar medidas en caso necesario.
4 Anormalidad sospechosa. Muchas veces se considera una biopsia para orientar al diagnóstico. Esta categoría se subdivide en:

·       4 A: sospecha baja de malignidad,

·       4 B: sospecha media,

·       4 C: sospecha un poco más elevada, sin embargo es menor a la siguiente categoría.

5 Anormalidad que sugiere un hallazgo maligno. En esta categoría se habla de una probabilidad alta de que la lesión sea maligna. Se recomienda un estudio más detallado con biopsia.
6 Resultado de biopsia con malignidad demostrada. En estos casos pertenecen a hallazgos confirmados como malignos con anterioridad y se utiliza para el seguimiento de la enfermedad.

 

Dentro de estos resultados se incluye una evaluación de la densidad mamaria donde se describe el tejido fibroso y glandular y se compara con el tejido graso. BI-RADS lo clasifica en cuatro grupos:

  • Grasa en su mayor totalidad,
  • Seno con algunas áreas densas,
  • La mayor parte del seno se conforma de tejido altamente denso,
  • Seno extremadamente denso.

 

Como se menciona un poco en la tabla, hay pruebas un poco más invasivas, pero más específicas, en las que se toma una muestra de la lesión para poder estudiar sus características bajo el microscopio. A estas se les llaman biopsias y hay diferentes tipos.

 

Biopsia de seno guiada por ultrasonido: en este estudio se utiliza ultrasonido en tiempo real para hacer que la aguja avance hasta la lesión dentro del seno y poder tomar una muestra del tejido y ser analizada posteriormente.

Biopsia estereotáctica: se producen imágenes del seno a través de rayos X digitales, una computadora utiliza estas imágenes para mapear exactamente el sitio de la lesión y facilitar la toma de muestra.

 

Biopsia de seno guiada por resonancia magnética: se producen imágenes de la estructura del seno a través de una máquina de resonancia para poder dirigir la aguja de la misma manera que en los demás estudios.

 

Estas muestras deben de ser valoradas por un patólogo especializado en el tema, y junto con los hallazgos clínicos el médico especialista tomará un camino para el tratamiento específico que se necesite. A estas muestras se les pueden solicitar pruebas genéticas para poder identificar de una manera más exacta el tipo de cáncer.

 

 

 

Referencias:

Cómo entender su informe de mamograma. American Cancer Society. [Internet] [Consultado el 11/10/2018]. Disponible en: https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-seno/pruebas-de-deteccion-y-deteccion-temprana-del-cancer-de-seno/mamogramas/como-entender-su-informe-de-mamograma.html

 

La densidad de los senos y el informe de su mamograma. American Cancer Society. [Internet] [Consultado el 11/10/2018]. Disponible en: https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-seno/pruebas-de-deteccion-y-deteccion-temprana-del-cancer-de-seno/mamogramas/la-densidad-de-los-senos-y-el-informe-de-su-mamograma.html

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Bitnami