Transtornos Alimenticios

Los trastornos alimenticios son problemas conductuales que se caracterizan por una preocupación desmedida o exagerada por el peso de una persona. Hay muchos tipos y variantes, puede ser que un…

Los trastornos alimenticios son problemas conductuales que se caracterizan por una preocupación desmedida o exagerada por el peso de una persona. Hay muchos tipos y variantes, puede ser que un trastorno consista en restringir los alimentos, o lo contrario, que se consuman de manera descontrolada. Son padecimientos graves que tienen impactos negativos en la salud de las personas a tal nivel que su vida se puede poner en riesgo.

 

Parte de la enfermedad es el tener una distorsión de su propia imagen y perciben su cuerpo de una manera alterada, en esto se centra gran parte de la enfermedad, ya que sienten el deseo de alcanzar alguna meta de peso, que aun llegando a ella, no la pueden percibir. Esto ocasiona problemas psicológicos y de autoestima a las personas afectadas.

 

Como mencionamos, hay muchos tipos, pero los que son más comunes y se diagnostican con mayor frecuencia son los siguientes:

 

Anorexia nerviosa: es un trastorno que consiste en restringir los alimentos y un miedo intenso a subir de peso. Estos pacientes hacen dietas muy extremas o ayunan por periodos prolongados. Su objetivo es el poder tener un peso muy bajo, por lo que lo buscan por medio de restricciones alimenticias, purgas y/o con ejercicio excesivo. Muchas veces estas personas llegan a sufrir de desnutrición y de alteraciones metabólicas que pueden poner en peligro su vida. En casos graves y avanzados se necesita internamiento de urgencias para abordar la enfermedad y estabilizar al paciente.

 

Bulimia nerviosa: en esta enfermedad, los afectados consumen grandes cantidades de alimento para después eliminar estos alimentos mediante medidas drásticas inmediatamente después de consumirlos. Lo más común es el vómito autoinducido, de esta manera pueden deshacerse de la mayoría de las calorías consumidas previamente. Esta enfermedad desgasta mucho el tracto digestivo debido al ácido del vómito y el esmalte de los dientes.

 

Vigorexia: son las personas que buscan tener un peso deseado mediante ejercicio y dietas excesivas. A diferencia de la anorexia, se centra más en una obsesión por la actividad física que por el consumo de alimentos. Generalmente buscan el ideal de un cuerpo “perfecto”.

 

Trastorno de sobrealimentación compulsiva: son aquellos que consumen cantidades excesivas de comida sin importar si ya se encuentran satisfechos. En la mayoría de los casos son personas con sobrepeso u obesidad, esto los pone en riesgo de presentar enfermedades relacionadas, como diabetes, colesterol alto, hipertensión y sus complicaciones asociadas.

 

Como puede ver estas enfermedades llevan consigo componentes psicológicos psiquiátricos, es por esto que el tratamiento de las mismas es tan complejo y debe de ser multidisciplinario. Estas personas deben de recibir tratamiento por parte de psicólogos o psiquiatras dependiendo de la gravedad, consultas nutricionales y tratamiento médico. Hay casos en los que se requiere internar al paciente para estabilizarlo medicamente y posteriormente son internados en instituciones especializadas en estas enfermedades.

 

Hay muchas razones por las cuales una persona puede desarrollar alguno de estos trastornos, pero las más asociadas son las siguientes:

  • Factores genéticos: las personas que tienen historia familiar de estas enfermedades son más propensas a padecerlas.
  • Factores físicos: hay enfermedades hormonales o metabólicas que pueden contribuir al desarrollo de estas enfermedades. Por ejemplo si no hay un balance adecuado en las hormonas que se encargan de la saciedad, es probable que esa persona desarrolle un trastorno de sobrealimentación compulsiva.
  • Factores ambientales: esto engloba más al entorno social en el que el individuo se desenvuelve y si ha sufrido de algún tipo de abuso.

 

También hay factores de riesgo asociados:

  • Ser mujer: es más común que las mujeres padezcan este tipo de enfermedades, sin embargo esto no exenta a que los hombres también las presenten.
  • Baja autoestima
  • Vivir dentro de un entorno que valora la delgadez
  • Estrés crónico
  • Abuso sexual
  • Abandono
  • Hostigamiento
  • Antecedentes de enfermedades psiquiátricas

 

Es importante que ante la sospecha de uno de estos trastornos se busque ayuda para la persona afectada, hay muchas maneras de poderlo detectarlo , ya que los síntomas son varios:

  • Episodios recurrentes de sobrealimentación
  • Negarse a comer
  • Conducta perfeccionista
  • Mentir o inventar excusas para no comer
  • Negar que se tiene hambre
  • Aislamiento social
  • Restringir el consumo de ciertos alimentos
  • Utilizar ropa holgada
  • Desmayos
  • Ocultar la comida
  • Comer solo
  • Ejercicio excesivo

 

Hay muchos más síntomas dependiendo de la presentación de la enfermedad, lo importante es detectarlos y acercarse a la persona para buscar ayuda. El tratamiento es largo y requiere que la persona quiera mejorar y cumpla con los horarios y las actividades de las terapias. Si conoces a alguien del que sospeches algún trastorno alimenticio acércate a esa persona para poderla ayudar.

 

Referencias

¿Qué es un trastorno alimenticio? [Internet]. Consultado el 16/12/2018. Disponible en: https://www.nationaleatingdisorders.org/Que-es-un-trastorno-alimenticio

 

Signos y síntomas de los trastornos alimenticios. Hospital San Juan Capestrano. [Internet]. Consultado el 16/12/2018. Disponible en: https://www.sanjuancapestrano.com/trastornos/alimentarios/sintomas-efectos/

 

Trastornos de la alimentación. Mayo Clinic. [Internet]. Consultado el 16/12/2018. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/eating-disorders/symptoms-causes/syc-20353603

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Bitnami